Escultismo Tradicional Hoy

Durante más de 50 años, vimos y protagonizamos  la evolución del Movimiento Scout durante todo ese periodo de tiempo.

En un principio hubo una sola organización a nivel mundial.

Lo cual en algún momento se tornó demasiado intransigente, discriminador y dogmático, incluso con sanciones unilaterales hacia las asociaciones miembros, tal como sucedió en Chile a fines de los años 60’ y principio de los 70’ al existir en un mismo país  2 organizaciones  scouts con vida jurídica: la Asociación de Boy Scouts de Chile y la Federación de Scouts Católicos de Chile, se le retiró el Reconocimiento Internacional  por parte de la Oficina Scout Mundial, lo que derivó en un proceso de unidad, claramente intencionado,  a mediado de los años 70’. Luego de ello, se producen  separaciones y dispersiones a principio de los años 80’.

Sin embargo, debido a las diferentes visiones  de orden social, metodológico, programático, económico y religioso  que hubo, se produjeron dispersiones que dieron origen  a distintas organizaciones y federaciones mundiales que hoy reúnen a  OSN’s (Organizaciones Scouts Nacionales) de acuerdo a las visiones comunes  que las agrupan y unen.

Ello me parece muy sano ya que nuestra humanidad no tiene una sola forma de ver los sucesos actuales e históricos, sino que las ópticas son diversas.

Aun así, en mi opinión, el Movimiento Scout continúa siendo uno solo, una Gran Hermandad Mundial donde sus integrantes pueden tener diversas culturas, formas de pensar  e ideas religiosas y aún así considerarse a través de la comprensión, el entendimiento, la autonomía  y tolerancia, una Gran Hermandad Mundial.

Todo ello porque el  escultismo es mucho más que UNA ORGANIZACIÓN, su evolución histórica y actual lo plasma como un Gran Movimiento en el cual todos tienen cabida.  Debo reconocer que aquello me parece una demostración de madurez y libertad.

Distingamos entre lo permanente y lo transitorio.

Siempre noté que en el escultismo existían dos corrientes de opinión claramente diferenciadas en especial entre los dirigentes:  tradicionalistas y reformistas.

Personalmente, observé con preocupación algunos dirigentes que amaban el mantenerse anclados en paradigmas y actividades del pasado, mientras los más jóvenes veíamos cómo el mundo evolucionaba socialmente, escultismo incluido, hacia  sociedades más libres en un principio y luego hacia sociedades sometidas a las esclavitudes del mercado e intereses de grupos específicos.

Pienso que el Escultismo Tradicional hoy se practica en los distintos rincones del planeta y consiste, entre otras cosas en respetar y fortalecer aquellos elementos que constituyen la esencia del Movimiento:  sus Principios, sus Valores, su Método y tradiciones que le son propias y constituyen la base moral sobre la que descansa el Movimiento cómo Hermandad Mundial, las cuales fueron enunciadas por el propio fundador.  Es decir, su fondo.

Sin lugar a dudas que las prácticas administrativas, terminología organizacional y aspectos externos han variado y continuarán variando conforme evolucionen las sociedades en que el escultismo está inserto y de las cuales sus miembros  son  protagonistas.

No es lo mismo ser Tradicional, que ser obsoleto, arcaico.  Somos protagonistas de la vida, no meros espectadores.

Durante toda la historia del escultismo y de la humanidad, uno de las barreras más dificiles de  sortear, es el ser capáces de cambiar los antiguos paradigmas anclados al pasado, para construir un escultismo  que aunque tradicional en su fondo, sea muy dinámico y actual .

Nada nuevo, es una constante en el tiempo y corresponde hoy al igual que ayer a la juventúd, ser protagonista con su fuerza y empuje, para que tales paradigmas, se adapten a los tiempos presentes, sin perder la esencia del Espíritu Scout y su original Método de autoeducación.

Pienso qué lo realmente maravilloso del futuro, es que podemos darle forma cómo Movimiento y construir nuevas esperanzas para un mundo de múltiples y evolutivas transformaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *