Introducción a la Orientación - Brújula

Nicolás Quezada C.

Uno de los elementos que desde muy niño más me llamó la atención en el Movimiento Scout fue la brújula.

La descubrí por primera vez en una manual de los Boy Scouts of América, llamado «Boy Scout Handbook» en su edición de 1967. Tenía 11 años de edad.

Era un libro de  448 páginas  impreso a todo color, novedoso y atractivo para aquellos años en que toda la literatura scout se imprimía sólo en blanco y negro.

Esa característica, el color, facilitó la comprensión de los temas ya que obviamente estaba escrito para muchachos, en inglés y a mis 11 años, siendo el Guía de la Patrulla «Aguilas» debía entenderlo, y aplicarlo si o si.

Las brújulas que allí aparecían eran algo distinto de las que habitualmente aquí se encontraban.

Se trataba de brujulas «Silva», de uso oficial de los B.S.A. en aquel tiempo.

Me interesó el tema y las posibilidades que ofrecía para hacer excursionismo seguro en cualquier estación del año y con los más variados climas.

Siempre apliqué en cuanta actividad scout podía las técnicas de orientación con brújulas cartográficas y en cuanto pude compré para mi la mejor que tenía al alcance: Una brújula marca «Silva» Type 7 NL sueca. Un modelo muy simple que  conservo no solo como recuerdo de aquella ocasión, ya que aún funciona perfectamente tras más de 40 años de uso.

Pero, no fue hasta muchos años después (verano de 1981) que pude comprobar la magnífica utilidad que una brujula puede prestarnos en un caso de emergencia extrema.

Me encontraba de vacaciones en Pucón, al sur de Chile,  junto a mi esposa, Loreto y mi primera hija, Nicole de sólo un año de edad, a orillas del Lago Villarrica.

Cada día de esas vacaciones saliamos a navegar en el Lago, en un velero inflable marca «Sevylor» que compré en los almacenes Sears de New York, que cabía en una caja de carton grande, más un bolso largo con los aparejos correspondientes. Lo usabamos habitualmente en Laguna de Aculeo (cuando era navegable).

Pero, cierta mañana desperté muy temprano y tras prepararme un buen desayuno, me dispuse para salir a navegar sólo, al amanecer con rumbo a Villarrica.

Colgué mi brújula al cuello con su cordón y apunte su flecha de dirección hacia los 270°, un punto de referencia lejano que correspondía a la ciudad de Villarrica.

Era muy temprano, un día algo nublado y una suave y tibia brisa me impulsaba hinchando la vela y el foque hacia mi punto de referencia en Villarrica, cada cieros minutos verificaba con la brujula mi rumbo hacia los 270 grados.

Era un navegar suave, apacible, tranquilo, hasta que de pronto mi punto de referencia visual desapareció y comenzó a cubrirme una espesa niebla.

Tras unos pocos minutos aparecieron el viento y la lluvia generando olas que hacian que el velero inflable de quilla doble se bamboleara contínuamente de modo muy brusco.

Estaba completamente sólo en medio de esa tempestad lacustre. Mi polera totalmente mojada… me acompañaba solo mi chaleco salvavidas y mi brújula.

El viento soplaba fuerte por lo que la caña del timón estaba fuertemente sujeta a mi axila izquierda, mientras en mi mano derecha giraba el limbo de la brujula hacia el rumbo inverso (o retro azimut) o sea hacia los 90° en la flecha de dirección.

Me costó varios minutos enderezar la fragil embarcación hasta que un viento de popa me impulsaba con fuerza.  Solo trataba de desviarme lo menos posible de mi rumbo ya que no veia nada al devolverme.

Finalmente, el viento me dejo en las arenas del lago a 15 metros más o menos de mi punto de salida, casi frente a la cabaña de esas vacaciones.

Ahí comprendí con certeza, la importancia de usar lo más adecuadamente posible una brujula, incluso si no dispones de un mapa. ¡Me salvó la vida!.

Brújula "Silva" System, mod. 7NL
Nicole, al año de edad, acompañandonos a navegar en el Velero.

Brújulas Cartográficas

Brujulas Cartográficas con Limbo giratorio de doble graduación. Interior: Sexagesimal 360° - Exterior: Milesimal 64
Usaremos la graduación Sexagesimal.

La brújula es un instrumento de orientación básico que debemos aprender a usar correctamente para que sea de utilidad.

Existen diversos tipos de brújulas y todas funcionan bajo el mismo principio físico, el Magnetismo Terrestre.

Sin embargo, la exactitud de sus mediciones depende de sus características, construcción y prestaciones.

Para uso en excursionismo y campismo en general recomiendo las Brújulas Cartográficas o “Map Compass”, ello por cuanto en su construcción se usa plástico reforzado transparente y nylon, lo que le confiere mayor resistencia al uso , su “aguja magnetica” y una base, por lo general de plástico transparente, lo que la hace ideal para su trabajo sobre mapas.

Existen variedad de marcas, precios y diseños en brújulas de orientación y puede encontrase desde muy bajos costos, lo cual hace que este tipo sea ideal y práctica para todos.

Se trata fundamentalmente de una base plástica rectangular, con reglas frontales y laterales, lo cual nos permite trabajar con “escalas” y a la vez trazar líneas entre el PUNTO DE ORIGEN y el PUNTO DE DESTINO con facilidad.

Su graduación sexagesimal ( 360°)  en su limbo giratorio interno posibilita con rapidez seguir un rumbo con exactitud, permitiéndonos volver con igual exactitud sobre nuestros pasos (retroazimut).

Este tipo de brújula demostró históricamente sus buenas posibilidades para el Movimento Scout, por su facilidad de uso y su eficacia práctica, incluso fue adoptada oficialmente por los Boy Scouts of America, como lo demuestran los manuales de esta organización.

En los distintos modelos hay una flecha o un punto de dirección que facilita enormemente su uso. Su tamaño permite llevarla en un bolsillo, sobre la mano, o bien colgada al cuello ya que cuenta con un orificio para un cordón.

Establecemos fácilmente el RUMBO hacia un PUNTO DE REFERENCIA visualmente.

Usando tu brújula

El uso básico de la Brújula de Orientación es muy simple:

1.- Ponga la brújula sobre el mapa con el borde lateral de la brújula a lo largo de la línea de viaje deseada entre su punto de referencia A (donde me encuentro) y su punto de destino B.

Esté seguro que la Flecha o punto de dirección apunte hacia su destino.

2.- Gire el limbo rotatorio hasta que la N de la base coincida con el NORTE indicado en el mapa, use las líneas de coordenadas  del mapa y la base paralelamente.

3.- Tome la brújula en su mano y gire su cuerpo hasta que la punta ROJA de la aguja de la brújula (NORTE) coincida con la flecha roja de la base o punto N.

El frente de su brújula con la FLECHA o PUNTO de dirección de viaje está ahora apuntando hacia su destino.

Ver videos relacionados :

Próximamente : "ORIENTACIÓN DEPORTIVA" ....