Naturaleza

Sabemos, por la experiencia del  Movimiento Scout en más de un siglo de historia, que las actividades de Aire Libre, proporcionan un espacio ideal y privilegiado, para descubrir la Naturaleza, que es además un importante elemento del Método Scout, este sistema de auto educación no formal, activo, progresivo, integral, connatural, que lo hace singular y lo diferencia de otros movimientos juveniles.

Las diversas actividades de aire libre y en especial las excursiones y campamentos, nos llevan a un entorno distinto en contacto directo con el medio natural, con nosotros mismos y con nuestros amigos y compañeros de ideal scout con quienes nos une el bello y fraternal vínculo de hermanos, integrantes de una gran “Hermandad Mundial”.

Lejos de las líneas rectas y rígidas de las selvas de cemento y metal que son nuestras actuales ciudades, con sus rutinas y exigencias asfixiantes, las niñas, niños y jóvenes, entran en contacto con la suavidad de la brisa, la ternura del pasto, la sombra de los árboles y el ondear de sus hojas.

Caminando de cara al Sol, por un sendero pedregoso, o bien enfrentando la rudeza del viento otoñal, o una lluvia mientras duerme junto a sus compañeros de patrulla o equipo, los jóvenes aprenden a través de la experiencia personal y social, que somos una pequeña parte de la Naturaleza, que debemos vivir en armonía con esta y no considerarnos sus amos abusadores, contaminantes y deforestadores, porque simplemente no es así.

La Naturaleza nos educa por sí misma y nos da la oportunidad de aprender en ella, junto a ella y como parte de ella.

Por ello pensamos que es uno de los mejores espacios educativos y formativos del escultismo.

Para que esto fuera parte integral de nuestro vivir, de nuestra actitud moral para con el medio, Baden-Powell, nuestro fundador, lo enunció claramente y de un modo muy entendible y comprensible para cualquier niño, en los inicios del Movimiento, redactando el 6° artículo de la Ley Scout cómo: “El Scout ama la Naturaleza, protege a los animales y las plantas”.

Conservación

Desde los años 70 del siglo pasado el Movimiento Scout, en conjunto  con el Fondo Mundial para la Protección de la Vida Salvaje (World Wild Life Found, WWF), comenzaron a través de las distintas Organizaciones Scouts Nacionales, a preocuparse seriamente por desarrollar talleres de Conservación del Medio, en cada seción de un grupo scout y en cada grupo cómo un todo.

Incluso se editaron manuales con proyectos iniciales, cómo el famoso «HAZLO Y MUESTRALO», una guía sencilla, con pequeños proyectos fáciles de implementar en cualquier sección scout que hoy cobra más vigor.

Incluso se desarrolláron insignias de Conservación, que evolucionaron hasta hoy a la Insignia Mundial de Medio Ambiente.

¿Que tan importante es para tu sección scout y para tí este tipo de proyectos?…  Sabemos que vivimos en medio de una Crisis Climatica global.  ¿Qué haces al repecto?….  ¿Que te gustaría hacer?

Biósfera

Pienso que si cada uno de los integrantes de cada grupo scout lograsen aprender el valor y significado de esta simple palabra, podrían comprender con facilidad el porqué es relevante el cuidado  del ambiente y lograr una actitud reflexiva y proactiva hacia el medio, hacia el mundo que nos rodea.

Pero… ¿que es la Biósfera?…
Sabemos que es la delgada capa que rodea nuestro planeta tierra, donde es posible la vida: Tierras, Aguas, Aire.

Anímate a desarrollar un taller de Biósfera para comprender de que se trata y luego implementar proyectos de conservación en tu sección scout.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *